Cerca de Toledo (España) 2015

Cerca de Toledo (España) 2015
El divino Sol, fuente de vida, incia el dia llenado de luz la tierra.

miércoles, 13 de enero de 2016

Investidura nula


Las iimágenes son, a veces, mucho más elocuentes que las palabras y nada hay más significativo en orden a entender lo que está ocurriendo en Catalauña que ver al señor Más ayudando con esmero al señor Puigdemond a ornarse con los símbolos de la Presidencia de la Generalidad. Es evidente que a pesar de haber tenido que renunciar al hecho de llevarlos él mismo no tiene ninguna intención de renunciar al protagonismo político del cacareado proceso independentista que se inicia justo en este momento, mientras el Gobierno en funciones de España permanece sin hacer nada, salvo recurrir a la Fiscalía la cual tardará meses y meses en determinar si el acto de investidura es o no es legal.
Pues bien; vamos a suponer que lo fuera. Vamos a suponer que tras sesudas deliberaciones y montones de folios lleno de jurídicas observaciones el poder judicial determinara que el señor Puigdemond  está dentro de la legalidad al obviar referirse a la Constitución y al Rey de España en el solemne acto de su toma de posesión.
Si la fórmula por él utilizada es legal, no se ve por parte alguna la necesidad de que los diputados de otros parlamentos, incluido el central, tengan que prometer respetar la Constitución y ser fieles al Rey. Así, por ejemplo, el Presidente de Asturias podría ser investido tras prometer "Fidelidad al pueblo asturiano, a la Virgen de Covandoga y a  la monarquía asturiana". Mutatis mutandis,  cada persona política fuera hombre o mujer que tuviera que prometer algo lo haría a su manera y entonces sería tan grande el carajal que se originaría que eso que nos dicen a cada momento de que España es una democracia madura supondría en el mejor de los casos un cruel sarcasmo.
¿Creen de verdad que se necesita un dictamen de la Fiscalia para saber si el acto de investidura celebrado recientemente es nulo de pleno derecho y debería por lo tanto repetirse? ¿O más bien les parece una disculpa que evita el Gobierno en funciones tomar decisiones sobre el mismo?
La realidad es que el Gobierno en funciones presidido por D. Mariano Rajoy no se atreve a contradecir, ni al señor Mas, ni al señor Puigdemond ni, si me apuran ustedes un poco, a ningún catalán independentista y lo único que hace en este sentido son respetuosas advertencias con la vana esperanza de que sean respètadas pero sobre todo con la artera intención de cubrir las apariencias ante un pueblo harto de sus políticos y de sus políticas.
Hete aquí que el sentido de la teatralidad del que hacen gala los catalanes ha llegado a su punto culminante y que  el victimismo del que hacen gala sus políticos en todo momento y ocasión está produciendo resultados muy rentables que seguramente impulsarán aun más el proceso separatista al que la ineficiencia, pasividad y casi complacencia del Gobierno de un PP que contaba nada menos que con la mayoría absoluta en el Parlamento ha alimentado haciéndolo practica mente imparable, a no ser que se tomen cuanto antes las medidas contempladas en la Ley que condenan claramente el secesionismo.
La situación no puede ser peor. Incluso si el señor Rajoy hubiera accedido a reconocer la independencia de Cataluña a cambio de que ésta devolviera al pueblo español lo que ha financiado con sus impuestos en aquellas tierras  estaríamos mejor que estamos y como no se vislumbra ni siquiera la posibilidad de que el ejecutivo tome medidas para que caiga el telón en el teatro catalán  se aproximan días - ya lo verán ustedes, ya - en los que la madura democracia española será algo así como el rosario de la Aurora. Bastará con ser un hombre o una mujer dedicada a la política para que pueda obviarse la Ley sin que le pase al interesado absolutamente nada
Ahora bien; si el movimiento secesionista catalán no fuera otra cosa que un terrible juego de intereses, cuya detallada descripción no voy a hacérsela a ustedes ahora y fuera sin embargo un proyecto político serio y viable se debería haber explicado a ese pueblo de Cataluña al que el Presidente de la Generalidad promete ser fiel las ventajas e inconvenientes de la existencia de una República Catalana sin crédito en el exterior, hipotecada hasta la médula de los huesos, practicamente arruinada y en la que la corrupción disfrazada de patriotismo se pasea ostentosamente por las iluminadas salas del Parlament, en medio de lamentos de abandono y críticas a Madrit sin tener para nada en cuenta el enorme sacrificio que va a suponer para todos los ciudadanos de la naciente República la financiación de su independencia. 
Mientras tanto Rajoy habla pero no hace nada. España se parte en pedazos pero él se preocupa mucho más de su partido que de España y como además el señor Pedro Sánchez conserva sus aspiraciones a sentar sus reales en la Moncloa a pesar del batacazo que su partido sufrió en las pasadas elecciones se cumple una vez más aquella máxima que dice: "A río  revuelto, ganancia de pescadores".
En esas estamos, damas y caballeros que han llegado hasta aquí en su lectura.
Los hechos acacecidos hasta la fecha son, por desgracia, harto significativos. Según parece el Presidente de la Generalidad, organismo ue dimana de la Consitución, puede jurar o prometer su cargo haciendo caso omiso de la Constitución y del Jefe del Estado. 
Vamos a ver ¿por qué no puede hacer otro tanto cualquier Presidente de cualquier autonomía? 
¿Estado de Derecho me dice usted?
¡Vamos anda¡
JUAN

domingo, 20 de diciembre de 2015

ES TIEMPO DE AMOR


Tú quizás no lo sepas pero cuando celebras con tu familia la Navidad celebras el Nacimiento del Amor Verdadero. 
Da igual que creas en Dios o no creas. Tu vas por tu camino y Él va por el suyo.
Quizás creas que por estar lleno de defectos y de debilidades no eres digno de ser amado y sin embargo una vez al año sientes en tu corazón toda la fuerza de ese Amor y por eso deseas estar en la compañía de otros que sabes que también te aman.
Puedes dudar de la existencia de Dios; puedes negar con infinta soberbia que de Él depende la creación entera; que puso en maravilloso orden toda su obra  y puedes afirmar cuando el tema surge que todo cuanto es y existe,  es por casualidad. 
¿Habrá cosa más ridícula que negar a Dios y creer en la casualidad? Ya que niegas, niega ambas cosas y ya verás entonces lo que te ocurre.
No; no tienes que decírmelo. Ya sé que el respeto humano es para ti una norma que cumples a rajatabla y que por eso el temor al ridículo de momento es superior para ti que la fuerza de la Verdad. 
Pero esa situación no ha de durar siempre.
Ya sé que pides pruebas de su existencia pero repara que las pides hechas a tu imagen y semejanza. Repara también en que por tí mismo no vales nada: solo eres una chispa de luz, que brilla un momento entre dos eternidades infinitas. Hoy  estás, pero mañana no estarás  así que no hay pruebas del Amor de Dios echas a tu medida.
Sin embargo, intuyes que el Amor te sobrevivirá pues es imposible olvidarse de aquellos a los que se ama 
Entonces ¿qué más pruebas quieres? Si tu pobre amor sobrevive el Amor de Dios, que  es eterno, ¿no sbrevira al tiempo, al espacio y a la muerte?
No culpes a ese a quien llamas Dios si eres tú quien desprecia su Amor ya que, siendo este sentimiento gloriosamente libre, te digo con toda certeza que ni el mismo Dios puede obligarte a que le ames.
Te aconsejo que lo busques a Dios y te aseguro que lo hallarás enseguida en cuanto te des cuenta de cuanto amas a tus padres, a tu pareja, a tus hijos a tus amigos...
Dime ¿quien puso en tu corazón esa chispa de eternidad que llamas amor?  
Dime ¿qué estarias dispuesto a hacer por uno de tus hijos si estuviera enfermo, solo y desvalido en un lugar lejano al que tú no puedes llegar? 
¿Por qué no respondes a ambas preguntas? ¿Tienes acaso miedo de comprometerte contigo mismo?
Pues mira: Es tiempo de Navidad; es tiempo de Amor. Tú verás si quieres aprovecharlo o perderlo pero ten por cierto que  por muchas navidades que celebres habrá una que ya no podrás celebrarla y entonces el tiempo de amar se habrá acabado para tí. 
Entonces recogerás aquello que has sembrado: si amor, Amor y en proporción de ciento por uno. Si has sembrado otra cosa no recogerás nada,  porque únicamente el Amor transciende al tiempo, a la vida mortal y al Universo entero.
Hace dos días un joven con pinta de buena persona me dijo:
- Juan, no se puede amar a todo el mundo. No hay amor bastante para eso.
Pero yo le respondí:
- Si yo te dijera que el divino Sol no puede calentar la tierra, que no tiene calor suficiente para ello, ni luz suficiente para que ilumine a todas las criaturas ¿qué me responderías?
- Hombre, no sé...
- Me responderías que he dicho una tonteria. Pues bien; si el divino sol, que no es más que una estrella mediana, al derramar su luz y su calor sobre la tierra permite la existencia de vida inteligente en ella, ¿qué no ha de permitir el Amor del Creador? Así pues, en lugar de hacerte preguntas, empieza por amar a aquellos que tienes a tu alrededor y cuando te des cuenta de que por más amor que des, mucho más amor tienes, entonces empezarás a comprender el Amor de Dios.
JUAN

viernes, 13 de noviembre de 2015

Rosita la Pastelera



 Don Francisco de Paula Martínez de la Rosa Berdejo y Arroyo fue primero Secretario de Estado durante el denominado "trienio liberal ", en el desgraciado reinado de Fernando VII, y nos lo volvemos a encontrar como Presidente de Gobierno durante la regencia de María Cristina, cuarta y última esposa del rey felón del que las malas lenguas del pueblo decían  que mataba a sus mujeres por exceso de uso y por exceso de pene. Sus amigos le pusieron por mote "Rosita la Pastelera" no solo por la facilidad conque cambiaba de bando, sino sobre todo por su marcada propensión a la componenda y a dejar pendientes todos los asuntos de importancia.
Creo yo que existe una cierta similitud política entre este político, dramaturgo e historiador con nuestro respetado señor Rajoy pues en un extraño e inexplicable "pasteleo" ha inventado el principio de la proporcionalidad a los efectos de tratar el peligroso golpe de Estado perpetrado por la clase política catalana y que podría enunciarse más o menos de este modo:"En caso de que se produjera un golpe de Estado protagonizado por la clase política catalana, el Gobierno actuará únicamente en la medida necesaria para que no progrese, procurando no ofender ni dañar a la dicha clase política a la que se la tratará con todo tipo de contemplaciones hasta convencerla de que lo que hace está muy mal".
Este curioso principio nunca se aplicaría si el golpe en cuestión fuera organizado por los militares,.a cuyos promotores se les detendría inmediatamene sin miramientos y se les arrojaría a un calabozo en espera de juicio,  mientras todos los periódicos de este desgraciado país pondrían verde a nuestro Ejército. Por si tal cosa fuera poco, en todas las tertulias políticas no se hablaría de otra cosa y por mucho tiempo de su desvergüenza, traición, infidelidad a la Corona y otras lindezas semejantes que por lo que estamos viendo estos días jamás se aplican a la clase política haga lo que haga y menos aún si es a la catalana.
Sin embargo, y a mi juicio, el golpe de Estado dado por el Parlamento de Cataluña es mucho más grave que el de Tejero, ya que éste no pretendía derogar la Constitución, sino solo al Gobierno, en tanto que el que estamos presenciando justo ahora  deroga la Ley, la traiciona  y por lo tanto favorece la anarquía aunque solo sea por un breve plazo de tiempo necesario del todo punto para que la dicha clase política cree su Ley  y con ello inicie un terrible período de confusión del que si no fuera yo quien soy sacaría inmediatamente provecho. No hay que olvidar en este sentido que como ciudadano español que soy y residente en Madrid  debo tributar a la Hacienda estatal pero ¿y si mañana me empadronara en Barcelona? Entonces como no hay Ley allí no tendría que pagar y después, cuando la haya, tendría que tributar a la Hacienda catalana. Como la española no iba a aceptar eso se produciría un vacío legal que podría durar muchos años a lo largo de los cuales yo diría: "¿Señores, a quien pago  a la Hacienda de Madrit o a la de la Generalidad? Cuando se hayan puesto ustedes de acuerdo me lo dicen y pagaré pero hasta entonces  mejor me guardo el dinero y no pago dos veces".
A mi el principio de proporcionalidad ideado por Rajoy para  intentar persuadir a los secesionistas de que no deben de ser tan malos me parece algo así  como intentar asustarlos diciendo que viene el coco cuanto dos el mundo sabe - y más aún los políticos - que como no hay tal coco y por lo tanto no puede venir. Por otro lado y dada la poca simpatía personal que una abrumadora mayoría de catalanes siente hacia nuestro Presidente de Gobierno la simple enunciación de este principio bastará para aumentar dicha antipatía, porque nuestro ilustre gallego parece a los catalanes un politiquillo mediocre, carente de energía, de muy escasa personalidad, más bien feo y en conjunto completamente inadecuado para que inspire a un catalán de toda la vida  el debido respeto.
Hasta ahora, desde luego, no lo ha inspiradoy solo hay que mirar la cara y la sonrisa que un catalán medio nos muestra cuando le hablamos de Rajoy. Si los asesores del Presidente no se han dado cuenta de este detalle es que están ciegos. Se argumentará que el señor Pujol, poniendo por caso, también es muy feo pero como es catalán y no gallego se le valora mucho mejor incluso ahora pues algunos cuando lo ven en la calle le aplauden.
Por más que cavilo no acierto a comprender este curioso principio de proporcionalidad y me interesaría mucho entenderlo, sobre todo por si yo también podría allegarlo ante un Tribunal exigiendo, por ejemplo, que si estoy acusado de violar la ley en lugar de enviarme a casa a un policía para detenerme se me enviara a un funcionario provisto de una atenta carta de "advertencia" que dijera algo así como ésto: "Cuidado, Juan, que si haces eso vas a tener problemas con la Justicia y te pueden hasta meter en la cárcel" ¡Ah¡ ¿no dicen que la ignorancia de la Ley no exime de su cumplimiento? Entonces por qué a mí se me mantiene en ella y a los políticos catalanes se les advierte? Gran parte de los delitos cometidos por ciudadanos sin importancia no se producirían si se les advirtiera a tiempo.
Decía el Príncipe de Metternich que cuando una nación pedia a otra negociar era como si se pusiera a sus pies- Pues bien a mi juicio el llamado principio de la proporcionalidad supone el vergonzoso reconocimiento de un Gobierno de que no se atreve a emplear la fuerza de la Ley como no tenga la absoluta seguridad de que todos - incluso los que no la cumplen - estén de acuerdo en que la emplee..
JUAN

lunes, 9 de noviembre de 2015

RETO A ESPAÑA

Hoy, nueve de Noviembre de 2015, es una fecha histórica en la que ha tenido lugar un auténtico golpe de Estado, amparado en el derecho a la libertad de expresión consagrado en la Ley, a la cual sin embargo se la vulnera sin ninguna duda en un ejercicio de increíble desvergüenza, que solo es posible en el seno de una nación agotada cuya  hastiada ciudadanía ha perdido la capacidad de reaccionar.
Así pues, un reino que un día fue grande asiste atónio a uno de los hechos más absurdos, que es su propia destrucción, mientras una multitud de indiferentes ciudadanos escuchan los argumentos de un conjunto de impresentables en favor de la creación de una República Catalana imposible, que en el caso de consumarse sumirá a su pueblo en el caos y en la ruina más absoluta.
La votación que hoy ha tenido lugar en el Parlamento catalán es un reto a España que ya veremos como termina, pues supone entre otras cosas que únicamente el pueblo catalán puede decidir sobre un tema que es propio de todo el pueblo español. No existe, pues, en la resolución acordada hoy ni legitimidad democrático, ni mandato alguno del pueblo soberano al que aluden ahora algunos de los dirigentes secesionistas por más que insistan en que el resultado de las elecciones autonómicas les es claramente favorable.
Ocurre que el resto de españoles que no tienen el honor de ser catalanes también tienen el derecho de decidir respecto de la independencia de una parte de España, que saben se nutre y engorda con los recursos de todos los españoles, incluidos los catalanes, así que la democracia es aquí una palabra usada hasta la saciedad por la clase política catalana pero desvirtuada en su origen: Según dichos políticos, solo los catalanes tienen derecho a expresar su opinión cuando se trata de romper España y una vez hecho esto los demás tenemos que asentir a semejante despropósito bajo pena de no ser declarados demócratas por los que incumplen la Ley, violan la Constitución, utilizan fraudulentamente el poder que les ha otorgado todo el pueblo español y no pasa absolutamente nada.
No; no pasa nada. El Gobierno del señor Rajoy, que ha hecho caso omiso del problema catalán durante casi todo su mandato, emerge ahora anunciando medidas legales cuya efectividad es muy dudosa porque la Ley, o ha sido ya violada, o es imposible que nadie la viole y si éste es el caso entonces habrá que deducir que la Ley es inútil. Inútil para los impresentables de la Generalidad e inútil por lo tanto para todos, Lo que ha ocurrido hoy en el Parlamento catalán es un auténtico golpe de Estado porque éste lo es "de derecho" y el dicho Parlamento rechaza el derecho al rechazar la Ley.
Las cosas son así digan lo que digan los de la Cup o los de Juntos por el si y hay que tener la seguridad que el Gobierno no reacciona en los términos debidos se iniciará un terrible proceso en el que la desintegración de España solo será el episodio más llamativo.
Parece ser que se va a producir un recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional que al ser admitido a trámite suspenderá al menos por cinco meses la iniciación del proceso de independencia alegando mandato del pueblo soberano y asegurando que democracia es lo que quieren unos cuantos políticos amenazados por el fantasma de la corrupción, que planea por la barroca sala del Parlamento catalán sin que a estas alturas la ley haya determinado en muchos casos si existe culpabilidad o no por parte de los principales imputados. En una siniestra carrera contra el tiempo de un lado están los procesos judiciales abiertos y del otro la apertura de un proceso independentista que ya desde el principio pone en cuestión la Ley y dice que hará otra.
Sin grandes esperanzas vamos a esperar para saber cómo responde el Gobierno de España - una e indivisible según la Ley .a este reto que la clase política catalana le lanza mientras que por otro lado le exige fondos para pagar gastos corrientes habida cuenta que el dinero entregado hasta la fecha solo ha servido para crear embajadas y otras estructuras independentistas. Cuando imagino lo que puede ocurrir si la Generalidad crea una fiscalidad paralela me echo a temblar pero eso no es nada en comparación con lo que ocurriría con las pensiones y con la seguridad social. ¡Ay pobre pueblo cómo te engañan¡
Suscribo cada una de las palabras pronunciadas holy por D. Mariano Rajoy en Béjar. ¡Ya iba siendo hora, caballero¡ pero son solo palabras y aquí empiezan a contar los hechos.
si el hecho es que no democracia sin Ley, es la Ley la que acaba de ser violentada hoy en Barcelona. Veremos, como digo, lo que ocurre ahora que se terminan las palabras, las ambigüedades y las triquiñuelas Ahora hay que mojarse y quiera Dios que baste con algún chapuzón.
JUAN 

sábado, 31 de octubre de 2015

El joven Pablo


El señor Iglesias ha ido a ver al señor Rajoy y ha intentado darle una lección de democracia como si este honorable caballero - honorable, pero de una pasividad y de una cautela extraordinarias- no hubiera pasado por la Universidad y le ha salido rana, porque no parece estar decidido a salvar a nuestra pobre y descompuesta Patria de la disolución que se anuncia. Para el joven Pablo España es una "nación de naciones", concepto acaso más misterioso que el dogma de la santa Trinidad, cada una con su propia casta naturalmente y en la que la Ley solo sirve para que los pobres se crean que viven en un Estado moderno ya que ahora en lugar de enviar a aguerridos soldados a confiscar las propiedades de aquellos que no pagan impuestos, Hacienda les envía una amenazadora carta en la que se dice, entre otras lindezas, que el pobre diablo es un delincuente. El señor Pujol, en cambio, no lo será hasta que un largo proceso que se perderá en la noche de los tiempos termine y respecto del señor Urdangarin vale más no decir nada.
Este joven profesor de Universidad debe saber que hay otros profesores de mayor categoría docente que la suya  que enseñan a sus estudiantes lo que es una verdadera democracia. Hablan así de isonimia, es decir de la igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley y de Cicerón, que aseguró: Legus servus sumus ut libere esse possimus: o sea, somos esclavos de la Ley para poder ser libres.
Tengo para mi que el partido político que lidera no queda precisamente reforzado con las declaraciones  de su Secretario General - o como quieran llamarlo ustedes,  que no son casta pero que aspiran a serlo - porque más de cuarenta millones de españoles están hartos de políticos para los que la democracia es, simplemente, aceptar lo que nos dicen ellos como si fuéramos dóciles ovejas  sin tener en cuenta para nada la opinión del pueblo al que dicen servir. Mucho más inteligentes que la mayoría de los dirigentes de los partidos políticos, ese pueblo español no siente ninguna inquina hacia el pueblo catalán pues el pueblo no puede odiar al pueblo, sino a sus políticos que es cosa diferente. Su percepción, señor Iglesias, es que ciertos políticos quieren la independencia para que con ella queden cubiertos los abundantes y escandalosos casos de una  corrupción institucionalizada, que ha saqueado las arcas públicas mientras el Gobierno de Madrit las llenaba una y otra vez. ¿Quien robaba a quien entonces?
El joven Pablo, además de leer a Carlos Marx, debería leer a Aristóteles para conocer así los fundamentos de la democracia y a Cicerón para que se diera cuenta de que sin Ley no hay democracia posible. Después de leer a estos autores su, digamos, dialéctica mejoraría mucho.
Franco hace 40 años que murió, profesor,  y cuando usted nació él ya no existía de modo que deje usted de hablar del dictador y no asegure cosas que desconoce. España es hoy una democracia, imperfecta desde luego, sin líderes capaces de tomar decisiones y arriesgarse a equivocarse, partitocrática, con un sistema fiscal injusto, un empleo precario, escaso y barato, en el que el capital obtiene sin parar plusvalías ilícitas por la explotación del factor trabajo y en la  que los pobres son cada vez más pobres y los ricos son cada vez más ricos. ¿Por qué no habla usted de eso, hombre de Dios? Usted no puede en modo alguno hacer caso omiso de la Ley, de la Constitución o de la voluntad de la mayoría de los españoles que no quieren ver a su patria destruida por unos cuantos políticos sin escrúpulos que solo defienden sus propios intereses. No puede tampoco defender o justificar a los que gracias a la Ley repudian a la Ley, sobre todo si existe la sospecha extendida por la ciudadanía de que en el fondo de lo que se trata es de escapar a ella.
Profesor: ¿qué es eso de nación de naciones?  ¿Me podría explicar los elementos esenciales de ese extraño concepto? Porque en el Derecho Político yo no lo veo, como no veo en ningún manual de química que el agua es "un conjunto de aguas" pero en fin a lo mejor es una conclusión de alguna investigación universitaria o de alguna Tesis Doctoral que usted ha dirigido.
Volviendo al tema de Cataluña si usted llega a Presidente de España, que todo podría ocurrir si así lo deciden los españoles, podrá usted proponer la reforma de la Constitución y si el Parlamento la acepta ya verá usted lo complicado que resulta la sustitución de esta Ley fundamental de la democracia pues si los catalanes lo son, los asturianos también son asturianos; los gallegos, gallegos y los castellanos, castellanos. Es un poco absurdo y ciertamente caro hacer un referéndum para preguntar eso. En cambio, si usted lo hace para preguntarles si se sienten además españoles se sorprenderá usted de la respuesta y entonces comprenderá que al amor hacia la tierra de los padres es una fuerza poderosa porque es Amor Verdadero. Sí; ese Amor del que se habla en este blog, cuya fuerza no niega ningún enamorado
Va a actuar la Justicia, señor Iglesias. Quien vulnere la Ley no puede invocar después el principio de la solidaridad y si los políticos catalanes no hacen caso de las sentencias del Tribunal Constitucional la Policía detendrá a los infractores, como me ocurriría a mí si vulnerara alguna ley. 
El señor Rajoy ha tardado mucho en decirlo pero al fin lo ha dicho y como cosa de prodigio o milagro en las encuestas  sobre intención electoral el PP ha subido dos puntos.
JUAN 

domingo, 25 de octubre de 2015

Nacionalismo mortal



Vivimos en el seno de un Estado democrático imperfecto en el que la efebocracia, que parece desconocer la Historia, se cree que gobernar un pueblo consiste en reformar cosas y como cada reforma exige una ley no hay nación europea que tenga más leyes que la nuestra. Es cierto que sin ley no hay democracia pero eso es a condición de que se opere la isonimia,  es decir: la igualdad de todos los ciudadanos ante las leyes. No hay libertad sin ley, eso también es cierto, pero en el galimatías de nuestro Estado autonómico en el que cualquiera puede legislar hay tantas leyes que asfixian la libertad hasta tal punto que muy pocos ciudadanos pueden asegurar que ellos nunca han cometido un delito.
En su deseo de gobernar, los partidos políticos denominados constitucionalistas no han tenido inconveniente en pactar con los partidos nacionalistas sin darse cuenta de que pactaban con el diablo y así, a cambio de ese apoyo, han ido alimentando al mortal  nacionalismo hasta que se ha transformado en secesionismo
Ahora bien; el nacionalismo es responsable de dos guerras mundiales que ocasionaron muchos miles de muertos, arruinaron ciudades, interrumpieron el proceso democrático en la Alemania de la República de Weimar; condujeron a Hitler, Musolini y Stalin al poder y extendieron por Europa el fascismo y el comunismo. Para derrotar al primero fue necesario otra guerra y en cuanto al segundo, neutralizadas Alemania y Austria-Hungría,  el nacionalismo secesionista se desparramó por el centro y por el sur de Europa sin que las débiles naciones surgidas tras la primera guerra mundial pudieran hacer nada por impedir caer en manos de las más grandes.
La situación que actualmente vive España tiene un difícil arreglo, porque tras haber alimentado generosamente al monstruo nacionalista ahora éste emerge amenazador con el apoyo de las generaciones que fueron educadas en el odio a España, a los símbolos nacionales y a sus instituciones tradicionales.
Solamente un Gobierno fuerte, sin prejuicios y desde luego demócrata podría hacer frente a una situación que puede ocasionar la muerte del Estado tal y como hoy lo conocemos dando origen  a un verdadero caos, cuyo punto final podría ser idéntico al que tuvieron Alemania e Italia tras la finalización de la Gran Guerra, porque nacionalismo y fascismo son casi la misma cosa. 
Entonces si se está de acuerdo en que el fascismo es la muerte de eso debe seguirse que el nacionalismo también es la muerte.
El problema que supone en este sentido la partitocracia que sufrimos es que, como los gobiernos solo duran cuatro años, existe la tentación de procurar evitar los conflictos en lugar de afrontarlos. Quitar importancia al peligroso brote nacionalista  y suponer que el transcurso del tiempo arreglará las cosas o que si cae el diluvio lo hará sobre otro Gobierno es una magnífica prueba de irresponsabilidad y una intolerable falta de patriotismo. La aceptación de facto de que una autonomía puede alterar la Historia, envenenar la educación de la juventud y despreciar públicamente los símbolos de España . además de ser una prueba de debilidad, supone aceptar que la Ley no es igual para todos y que existen españoles de primera y segunda categoría.
No contentos con eso algunos presidentes de ciertas comunidades autónomas no pierden ocasión de manifestar públicamente su desprecio hacia la Constitución, que han prometido defender y adoptan una postura de insufrible altanería que hiere al común de ciudadanos, porque a ellos si que se les aplica la ley como la infrinjan y porque gimen asfixiados por una fiscalidad intolerable que considera hombres ricos a aquellos que ganan 50.000 euros al año y que grava las pensiones sin tener en cuenta que ya han sido gravadas cuando sus preceptores trabajaban. Un sistema fiscal con un IVA exagerado, que traslada sobre el consumidor una carga insufrible por el hecho de alimentarse o de vestirse. Mientras tanto no dejan de salir enromes cantidades de dinero con destino a financiar estructuras de Estado, pagar sueldos fabulosos a parlamentarios que se regodean afirmando que España les roba y soportando pacientemente el mensaje de que catalanes o vascos son mucho mejores que el resto de los españoles.
Necesitamos un Gobierno que imponga la cordura, primero con argumentos pero sobre todo con hechos que demuestren que el País Vasco y Cataluña son España para lo cual no cabe otro remedio que devolver la educación al Estado Por supuesto que si tal cosa ocurriera el revuelo sería considerable y el victicismo llegaría a su punto más álgido, pero una de dos: O se corrigen sistemas educativos que exaltan el nacionalismo o éste acabará triunfando más tarde o más temprano, pues eso es también lo que nos enseña la Historia.
El joven Pablo, el joven Pedro y el joven Alberto quieren ocupar la jefatura del Gobierno desplazando de ella al respetable señor Rajoy, que sin duda sabe Historia, pero que no hace el menor caso de sus enseñanzas ¿Harán caso  de ella alguno de los jóvenes citados?  ¿Y si no la hubieran estudiado porque nadie les impuso hacerlo como se hacía antaño?
Estas serían las dos preguntas que yo haría a los citados si me dedicara al periodismo activo pero como no lo hago estaré muy atento a las preguntas que los profesionales de la información hacen a cada uno de los candidatos y presenciaré algún debate.
No emitiré nunca mi voto en favor de la ignorancia, por muy guapos, jóvenes y lucidos que sean los candidadtos o candidadatas.
JUAN


sábado, 17 de octubre de 2015

Tiempos de turbación


Mientras la bostezante España se prepara para las elecciones más importantes de su historia la decadente Europa tiembla ante la llegada masiva de refugiados que huyen de la terrible guerra del próximo oriente. El galimatías de la llamada tierra santa se complica por la aparición del factor religioso y vuelve a hablarse de "Monte del Templo" en lugar de "Explanada de las mezquitas" sin tener para nada en cuenta que el Dios único de tres religiones es un Dios de Amor y que este sentimiento iguala a todos los hombres, los eleva de su propia naturaleza y los conduce a la eterna felicidad. 
Este blog se concibió para hablar de ese Amor porque es necesario hablar de él. Es decir: es necesario hablar de Dios pero sin llamarlo así porque se debía evitar la polémica que ahora surge con fuerza en la tierra santa y para evitar que se encasillara al autor de estas lineas entre las rejas de la religión institucional también se escribe aquí sobre otras cuestiones , sobre todo si tienen relación con el bienestar y la felicidad de los hombres y de las mujeres a los que se ve como lo que son: como hermanos a los que debemos amar, ayudar, formar, iluminar y liberar en lo posible de los prejuicios que atan su libertad, el segundo de los dones divinos ya que el primero es tu increíble capacidad de amar
¿Qué puedo yo decirte sino que en estos tiempos de turbación que se aproximan debemos amarnos más? Pues qué ¿acaso no hemos demostrado aquí que el amor es invencible, que supera a la muerte, que ésta solo lo demora; que es causa de gozo y que conduce a la felicidad? ¿Por ventura estás tan ciego que no ves la dedicación a los demás que tienen algunas personas y que éstas son felices? 
No es difícil amar si se tienen las ideas claras. Esa magnífica individualidad que constituimos cada uno de nosotros nos conduciría a la extinción de no contar con la individualidad de los demás, que nos perfecciona, nos enseña, nos educa y nos da ejemplo desde los primeros días de nuestra vida. Ese ser con el que te topas cada día no es sino un reflejo de tu propio ser: sufre y se alegra por los mismos motivos que tú; agradece cualquier palabra amable que le dirijas, se conmueve cuando comprueba que te interesa y se siente acompañado aunque las circunstancias de la vida le hayan impuesto una amarga soledad.
Tienes que hacer la prueba ¿sabes? Estoy seguro de que hay muchas personas a tu alrededor que están esperando tu ayuda aunque no lo digan. No lo dicen pero tú lo sabes ¿por qué pasas? Dime: y no me mientas ¿eres más feliz así? Ese Dios del que todos hablan está dentro de cada semejante, no fuera; así que es vano que intentes hallarlo por ahí aunque registres todo el universo. No te apresures a negarlo tú que no lo conoces y antes de hacerlo prueba a ver si lo encuentras en cada semejante pero para ello debes amarle ya que el Amor jamás rechazará tu amor.
Hemos convertido al mundo en un valle de lágrimas porque nos hemos negado a amar a nuestros semejantes y seguimos sin aprender la única lección que de verdad nos interesa, porque es tan breve nuestro paso sobre la tierra que deberíamos haber aprendido qué nos llevamos de ella y qué dejamos aquí para que otros lo disfruten sin acordarse de nosotros puesto que donde no hay amor tampoco hay recuerdo.
Debes saber que desde antes de que existiera el tiempo  Dios y Amor son una gloriosa identidad y que te han engañado los que te dijeron que era otra cosa. No hay Justicia en el Amor; la Justicia es lo que sobra de él y por desgracia en estos tiempos de turbación sobra mucho del Amor. Él no es responsable de la injusticia ni de la terrible explotación del hombre por el hombre y aunque ciertamente podría evitarla no lo hace porque es el hombre quien tiene que evitar lo que el hombre ha estropeado por hacer mal uso de su libertad.
No has venido al mundo por casualidad. No existe la casualidad sino la causalidad, que es cosa diferente. Es curioso que tú niegues a Dios y creas en ella. Ya que niegas, hazlo con el uno y con la otra puesto que ninguno de los dos tiene una explicación racional.
Mira: yo voy a avergonzarte de ser tan vanidoso porque voy a llevarte un día al campo y voy a pedirte que cuentes las estrellas del cielo y que encuentras la causa del perfecto orden que existe en el Universo. Voy a hacerte bajar los ojos ante tu pequeñez y sobre todo ante la mía porque yo también soy vanidoso. La diferencia entre tú y yo consiste principalmente en que yo considero la vanidad un defecto y tú una cualidad. 
¿No te parece un terrible sarcasmo que tú seas la única criatura que sepas que debes morir? Porque los animales y las plantan también mueren, pues está escrito que todo cuanto nace debe morir pero ellos no lo saben y tú, en cambio, sí. ¿A que viene eso, vamos a ver?
Pues viene a que la vida mortal no es la única que existe; viene a que hay otras vidas mejores o peores que la que conoces  y viene a que, como el tiempo no es sino una creación humana, en esas otras vidas no existe el tiempo. No existe para bien o para mal, entiéndeme y no me hagas explicarte ahora por qué esto es así.
Solo te preguntaré una cosa: ¿por qué mides el tiempo en horas  días, meses, y hasta años de luz? ¿No es acaso por un convenio entre humanos? Pregúntate lo que pasaría si no existiera dicho convenio y entonces empezarás a comprenderme y así seguramente intuirás  que hay muchas cosas que están fuera del tiempo y de ahí podrás llegar a la conclusión de que pueden existir vidas que también lo estén.
JUAN